Es frecuente que un día de repente te parezca que a tu hijo se le desvía un ojo, puede ser que sea solo unos instantes. Entonces preguntas a otros miembros de la familia si se lo han notado. Ya no se lo vuelves a notar hasta al cabo de unos días y a partir de ahí se lo vas notando con más frecuencia. Te preocupas, lo comentas y muchos te dirán que es normal que los niños pequeños desvíen a veces los ojos. Llevas al niño al pediatra y como en ese momento no desvía te dice que puede ser un falso estrabismo por tener la base de la nariz muy ancha. Esto es muy frecuente en los bebés (fig 1 – fig 2).

Fig 1. Parece que este niño desvía el ojo derecho hacia adentro ( hacia la nariz). Esto es porque nos fijamos solo en cuanto blanco vemos en la parte interna y se ve menos trozo blanco en la parte interna del ojo derecho que en el ojo izquierdo
Fig 2. En realidad es un falso estrabismo, producido porque la base de la nariz es muy ancha y tan solo con que mire ligeramente de lado, hay una asimetría en la cantidad de blanco interno que se ve en cada ojo, cuando mira perfectamente centrado ya es simétrico y esa sensación desaparece

Tu no estas tranquila y buscas en internet y te asustas porque el síntoma del estrabismo puede aparecer en enfermedades graves, y ya no sabes que hacer porque piensas que tu bebé es muy pequeño para ir al oftalmólogo, que como no sabe decir lo que ve no le podrán explorar.

Pues este artículo es para dejar claro que cuando un niño desvía un ojo debe ir a que le visite el oftalmólogo pediátrico, pues éste le puede explorar a cualquier edad, por muy pequeño que sea el niño. Si que es cierto que si el niño es menor de 3 años un oftalmólogo normal de adultos puede no estar preparado para explorar un bebé por lo que cuanto más pequeño sea un niño, más importante es que acuda a un oftalmólogo pediátrico (fig 3)

Fig 3. Niño de 4 meses con estrabismo de ojo izquierdo

¿Qué va a suceder en la consulta del Oftalmólogo pediátrico?

En primer lugar, te hará una serie de preguntas que, aunque parecen muy obvias sería bueno que lleves pensadas las respuestas.

1.- ¿Qué ojo desvía?

No es infrecuente que los padres duden, por lo que hay que tenerlo pensado antes.

Esta es una pregunta importante de cara al pronóstico que tiene un estrabismo.

Si siempre desvía el mismo ojo, significa que el cerebro anulará la visión de ese ojo para no ver doble y puede ser la causa de que desarrolle un ojo gandul (amblíope). O si desvía siempre el mismo ojo puede ser porque tenga muy mala visión por un defecto óptico importante o por un problema en alguna parte de ese globo ocular.

Sin embargo, si desvía unas veces uno y otras otro, (fig 4), significa que ambos ojos se desarrollan a la vez y tienen una visión similar. A veces el niño que desviaba siempre un ojo cuando después del tratamiento alterna la desviación entre ambos, los padres creen que está peor porque “antes desviaba un ojo y ahora los dos “, pero sin embargo está mejor ya que así no se produce ningún ojo gandul y tenemos la seguridad que puede utilizar ambos para ver.

Fig 4 : Este niño unas veces desvía el ojo izquierdo y otras el ojo derecho hacia adentro. Este es señal de buen pronóstico de cara a que no desarrolle un ojo gandul.

2.- ¿Hacia dónde desvía?

También es común que los padres no nos sepan decir hacia donde. A veces pueden explicar cosas como “se le queda el ojo fijo”, “veo que va más lento”, “ no sigue al otro”. En realidad un ojo se desvía con respecto al punto donde mira el otro y así se puede desviar en sentido horizontal hacia adentro o hacia fuera o en sentido vertical hacia arriba (fig 5) o hacia abajo. En ocasiones la desviación es una combinación de ambos, por ejemplo, hacia afuera y hacia arriba.

Fig 5. Desviación hacia arriba del ojo izquierdo

3.- ¿Desvía en todo momento o solo a ratos?

Cuando un niño tiene un estrabismo intermitente, es decir, a ratos desvía y otros no, tiene mejor pronóstico de cara a que mantenga la visión binocular después del tratamiento (fig 6). También el hecho de que el niño desvíe solo cuando mira de cerca o se esfuerce en enfocar puede indicar que necesite gafas y entonces es posible que solo con las gafas si se coge a tiempo se cure el estrabismo.

Fig 6. Niño que desvía el ojo izquierdo hacia fuera de forma intermitente
Fig 7. Niña que desvía el ojo izquierdo hacia adentro de forma intermitente

4.- El niño a veces ¿guiña un ojo?

Si el niño guiña un ojo muchas veces es porque en ese momento desvía y ve doble. El taparse un ojo cuando se ve doble es muy frecuente en los adultos, pero raro en los niños, sin embargo, en el fondo es un signo de buen pronóstico del estrabismo, ya que demuestra que el cerebro de ese niño tiene dificultades para anular la imagen de ese ojo y producir un ojo vago.

El guiño de un ojo es frecuente en los estrabismos en los que la desviación es hacia fuera, de manera que esos niños cuando están en espacios abiertos y sobretodo con mucha luz (lo más típico en la playa), guiñan un ojo. Eso no es porque les moleste el sol, ya que en ese caso entrecerrarían los dos ojos, sino porque no pueden anular la imagen del ojo desviado ya que con tanta luz el estímulo es muy potente. Los niños con Síndrome de Down que presentan estrabismo también guiñan con frecuencia el ojo que desvían debido a que a su cerebro le cuesta más anular la imagen molesta.

Conclusiones

Aunque el oftalmólogo pediátrico te hará más preguntas, estas 4 anteriores son las más importantes que debes contestar. Cuanto más exacta sea tu respuesta, más le ayudarás a que pueda dar un diagnóstico y un pronóstico.

En el próximo blog explicaré lo que hace el oftalmólogo pediátrico cuando le llega a la consulta por primera vez un niño porque sus padres creen que desvía un ojo.

Deja una respuesta