¿Si me opero de estrabismo veré doble?

Esta es una pregunta que me hacen muchos de los adultos que tienen estrabismo y se plantean operarse o no.
Esto es debido a que durante muchos años ha existido la creencia falsa de que el estrabismo en el adulto no se podía operar porque después vería doble.
Es hora ya de que se destierre ese falso mito, tanto entre los pacientes como incluso entre los oftalmólogos que no son especialistas en estrabismo y que, por tanto, no están al día en la subespecialidad de estrabología pero sin embargo se permiten aconsejar sobre el tema.
Un adulto con estrabismo que no tiene diplopía, no tiene que ver doble después de la operación de estrabismo cuando tenga los ojos enderezados. Es posible que entre un 5-7% de los pacientes tengan esa sensación justo los días después de la operación, pero será transitoria y durará sólo unos días.
Es cierto que existe algún caso esporádico publicado de diplopia permanente, pero es menos frecuente que la diplopía después de la cirugía de cataratas o de cirugía refractiva, y sin embargo esta posibilidad casi nunca se le especifica al paciente que va a ser intervenido de cataratas o de cirugía refractiva.
A veces la cirugía de estrabismo es considerada como cirugía estética, en particular por algunas compañías aseguradoras de salud, y eso hace que muchas veces el paciente tenga “vergüenza de operarse por estética”. Esto no es así la cirugía de estrabismo no es una cirugía estética, sino que se trata de una cirugía reconstructiva.

Fig 1. Paciente de 53 años afecta de estrabismo desde niña
Fig 2. Paciente de la fig. 1 después de la operación de estrabismo

Se ha demostrado que la cirugía de estrabismo en el adulto tiene claras mejorías en la calidad de la visión, ya que aunque no mejora la agudeza visual de cada ojo por separado, si que está demostrado que mejora la agudeza visual que tienen los dos ojos, asimismo mejora la visión binocular y normaliza el campo visual binocular. Al mejorar el movimiento en muchos casos también evita contracturas musculares a nivel del cuello o de la columna vertebral.
No vamos a insistir de nuevo en las ventajas a nivel psicológico y social que tiene la cirugía de estrabismo en el adulto ya que se ha tratado en artículos anteriores.
Por todo ello, aconsejo a todo adulto que tiene estrabismo, suficientemente importante como para que se note, que no renuncie a la corrección quirúrgica sólo por el miedo de ver doble, ya que es una posibilidad mínima y en cualquier caso siempre se puede deshacer la operación y volver a colocar los músculos como estaban antes de la operación.

Fig 3. Paciente afecto de estrabismo que había sido operado de niño y creía que ya no se podía hacer nada más
Fig 4. Paciente de la fig 3 después de haber sido operado

En mis más de 30 años operando estrabismos, habré operado probablemente más de 1000 adultos, de estrabismo de diferentes causas, unos porque veían doble, pero muchos sólo desviaban sin ver doble. Pues bien, de estos varios cientos que desviaban sin ver doble no he tenido ningún paciente que presentase visión doble permanente después de la operación.
Este miedo a la visión doble ha hecho que se realicen diferentes pruebas en la consulta antes de la cirugía intentando simular el estado de los ojos después de la intervención. Se ha comprobado que aunque al compensar la desviación con prismas existía diplopía en el 9% de los casos, solo la mitad de ellos presentaban diplopía después y esta fue siempre transitoria.

¡NO HAY QUE TENER MIEDO A VER DOBLE DESPUÉS DE LA CIRUGÍA DE ESTRABISMO!

Deja un comentario